La Fundación Española del Corazón (FEC) avisa de que el verano suele venir acompañado de un aumento en el consumo del alcohol, especialmente entre los más jóvenes. La ingesta excesiva y brusca de bebidas alcohólicas puede provocar una aceleración del ritmo cardiaco, lo que se conoce como el síndrome del corazón en vacaciones.

El síndrome del corazón en vacaciones se diagnosticó por primera vez en el año 1978 y está relacionado con el consumo excesivo de alcohol en un día determinado. Se observó en primer lugar en fiestas como Navidad o Año Nuevo y ahora también se ha diagnosticado en periodos largos de vacaciones, como el verano. Es una arritmia supraventricular que se da generalmente en las aurículas y suele producirse en personas sanas, jóvenes y sin historia previa de arritmias debido a que el alcohol actúa como un tóxico en nuestro corazón. Así, la ingesta de altas cantidades de esta sustancia y en un periodo corto de tiempo (una fiesta, por ejemplo) libera adrenalina y noradrenalina, dos hormonas que provocan una aceleración del ritmo cardiaco

En PSYTECO, somos especialistas en el diagnóstico y tratamiento de la adicción al alcohol y aprovechamos esta noticia para seguir alertando sobre las graves consecuencias que el abuso del mismo genera en todos los ámbitos de la vida de cualquier persona


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *